Envíos gratuítos a Península 24-48h

Carrito de compras

Tu carrito está vacío

Continúa comprando

EL ZUMO DE FRUTAS EN CÁPSULAS, EL COMPLEMENTO PERFECTO PARA TU DIETA Y SALUD ESTE OTOÑO

¿Cómo cumplir con las recomendaciones de la OMS sobre el consumo de frutas y verduras? El zumo de frutas en cápsulas es tu aliado para alcanzar este objetivo  La OMS insiste en la importancia de consumir al menos 5 raciones de frutas y verduras al día. No parece sencillo, pero teniendo en cuenta lo importante que es para prevenir multitud de enfermedades y mantener tu organismo joven y fuerte, bien merece la pena que lo intentes. Sin ser un sustituto de la fruta, el zumo de frutas es una de las opciones que tienes a tu disposición y verás, con argumentos y a golpe de beneficios, que es importante que añadas este alimento a tu mesa. Zumos de fruta: Tu soporte vitamínico en otoño Acabamos de estrenar el otoño y nuestras defensas empiezan necesitarnos, en especial vitaminas A y C que refuerzan tu sistema inmunitario y te preparan para afrontar el frío, los cambios de temperatura y los agentes externos que pueden dañarlo. ¿Dónde puedes encontrar la famosa vitamina C? Desde luego, no solo en la naranja como tendemos a creer. Muchas otras frutas (como la piña o el melocotón) rebosan vitaminas, y no solo la famosa C. Además, esta vitamina no escapa de tu vaso, a pesar de que lo hayas escuchado una y mil veces. Y estas frutas no solo tienen vitamina C, sino que tienen otro tipo de propiedades que además de reforzar tu sistema inmune son un complemento alimenticio perfecto antienvejecimiento, manteniendo tus células sanas, limpias y fuertes. ¿Qué otras propiedades tienen los zumo de frutas? En nuestras cápsulas de zumo puedes encontrar el sabor de naranja, el de piña y el de melocotón una forma cómoda y limpia de tomar zumo de frutas, mejorando tu salud y la de toda tu familia. Las propiedades del zumo de naranja, el sol mediterráneo en un vaso El zumo de naranja se caracteriza por ser mediterráneo. Dulce y ácido a la vez, que nos sacia y complementa el café y la tostada de nuestra mañana. Añadiendo salud y vigor en nuestro menú. La archiconocida vitamina C se encuentra entre sus propiedades como ya sabrás. Sin embargo, es importante que sepas que no es lo único que te va a aportar. Su aporte de fibra favorece el tránsito intestinal, regulándolo y ayudando a equilibrar tus digestiones. Es un buen aliado del hígado y el riñón, ya que gracias a sus propiedades diuréticas ayuda a mantenerlos limpios y funcionando apropiadamente. Tu corazón y tu sistema circulatorio agradecerán que los “engrases” a base de zumo de naranja, ya que refuerza las paredes venosas ayudando a aliviar la presión arterial, a la par que combate el colesterol malo reduciendo el riesgo de enfermedad cardiovascular. El zumo de melocotón, la suavidad de su piel en un delicioso vaso Aunque su sabor sea completamente diferente y se adapte a otro tipo de paladares, el zumo de melocotón comparte muchas propiedades con el de naranja. La vitamina C, presente en tantas frutas, por ejemplo. Este zumo es conocido por su contenido en betacaroteno que, además de ser bueno para algunos tejidos de tu cuerpo (te ayuda a mantener tus ojos sanos y cuidar tu vista), mantiene tu piel joven y con tono, favoreciendo el rejuvenecimiento celular. En resumen, el antiaging perfecto. Para concluir con algunas de las propiedades del zumo de melocotón es importante mencionar que esta fruta tiene muy pocas calorías, que también favorece el tránsito intestinal y que, debido a su gran contenido en agua, es un alimento diurético que te ayuda a limpiar tu organismo. Es decir, que un buen zumo de melocotón hará que el día te resulte más ligero y fácil. El zumo de piña y esa propiedad casi impronunciable El sabor a paraíso, a sol, a playas de arena blanca, ese aroma que te transporta al verano. Y la bromelina. Esa propiedad que atesora la piña y que puedes servir en un vaso sobre la mesa del desayuno, la merienda o en cualquier otro momento. ¿Pero qué es la bromelina y por qué te interesa? La bromelina es un potente digestivo que no solo ayuda a descomponer las proteínas, haciendo que tus digestiones sean más ligeras. Además, combate la hinchazón y la pesadez de estómago a la vez que evita el estreñimiento. Y como no podía ser de otra manera, la piña también tiene multitud de vitaminas que favorecen a tu organismo, como el betacaroteno, vitaminas A y C, fibra.